Utilice un lenguaje comprensible

  • Evite palabras técnicas, utilice palabras y frases simples, reconocibles y claras para hacer preguntas, describir o explicar
  • Ofrezca asistencia multilingüe
  • Evite usar palabras extranjeras y traduzca todos los términos apropiadamente
  • Evite la jerga, las abreviaturas y otras palabras y frases difíciles o complejas.